Estética y Belleza

Técnica innovadora para pigmentar la piel con resultados increíbles

La micropigmentación paramédica repara óptimamente la piel dañada para conseguir la coloración adecuada en diferentes zonas del cuerpo de una forma prolongada, sin efectos secundarios y con un aspecto muy natural.

 

El arte de micropigmentar es una técnica alternativa práctica y cómoda para las personas que han sufrido por algún procedimiento quirúrgico, despigmentación de la piel debido a una enfermedad o que han sido víctimas de la caída capilar en alguna zona del cuerpo.


 Micropigmentación paramédica


La micropigmentación paramédica consiste en insertar micropigmentos en la piel, a través de un sistema indoloro y sin ningún tipo de riesgos para la salud. Los pigmentos han sido verificados para que de esta forma puedan asegurar la durabilidad en la piel, dependiendo de la base en polvo que se use para formular dicho pigmento. Esto les confiere una degradación uniforme y sin cambios apreciables en el color.


La práctica más utilizada y con éxito sorprendente ha sido la reconstrucción de la aureola mamaria, que por procedimientos quirúrgicos han dejado cicatrices o la perdida de esta (mastectomía), otro caso de éxito ha sido el de la redefinición parcial de las cejas debido a casos de alopecia irreversible por quimioterapia.


Cicatrices periareolares:

La cicatriz que se forma a raíz de una intervención de mamas por aumento, disminución o mastopexia deja, a veces, una cicatriz visible blanquecina que no resulta agradable, dejando de esa forma inacabados este tipo de intervenciones. Con la micropigmentación se consigue disimular estas cicatrices integrándolas dentro del mismo color de la areola, previamente testeando el color con una prueba de pigmento y seleccionando el más idóneo.


Reconstrucción areola mamaria:

Las técnicas consisten en imitar todo lo posible al tamaño, color y forma de la areola contralateral para dar un aspecto lo más natural posible. Se hacen en varias sesiones de tratamiento e igualmente se comienza con un test del color que también se considera prueba de alergia. La micropigmentación supone el broche final después de procesos de quimioterapia, mastectomía, expansor, prótesis y normalmente repliegue cutáneo que imita al pezón, y no se debe obviar ya que sin esta visualización final de color el pecho queda incompleto.

Agenda una cita de valoración sin costo para alguno de estos procedimientos aquí

Tras un cáncer de mama muchas mujeres deben pasar por una mastectomía, un proceso psicológicamente doloroso que suele concluir con la reconstrucción que les devuelve el volumen de la mama, sin embargo, el proceso no finaliza hasta que se reconstruye la areola y pezón, solo así se consigue un pecho completo y esto es posible con la micropigmentación, una técnica conocida por sus posibilidades estéticas y también de gran utilidad para el bienestar de la paciente.
Micropigmentación de cejas


Micropigmentación en cejas:

consiste en la implantación de un pigmento en la capa media de la piel (dermis) para conseguir una pigmentación duradera con el objetivo de embellecer. Como consecuencia de la alopecia, de un tratamiento de quimioterapia o simplemente, del paso del tiempo, es posible que las cejas queden despobladas La micropigmentación de cejas es la técnica más demandada, dado que el resultado es espectacular.

 

Las cejas son una de las partes del rostro más importantes, nos dan expresividad y equilibrio en todas las facciones. La micropigmentación se puede realizar con poco pelo en las cejas o sin él. Como es el caso de algunas señoras que después de la quimioterapia, las cejas les han quedado muy despobladas. En cualquier caso, el resultado es muy natural, ya que la técnica que utilizamos es dibujar pelo a pelo, es lenta pero muy natural y duradera.

 

 

Cabe destacar que la micropigmentación paramédica no queda limitada a estas zonas del cuerpo, esta práctica también se puede realizar para disimular otras enfermedades que preocupan y desgastan a las personas que la padecen y que las podemos ver más detalladamente a continuación.


Vitíligo:


Es la ausencia de melanocitos en la síntesis de melanina, es una enfermedad que padece el 2 por ciento de la población. La micropigmentación puede resultar una solución para aquellas personas que tengan zonas muy localizadas de vitíligo. Para vitíligos estáticos se debe contar con una autorización de parte del dermatólogo tratante, ya que, al no producir cambios de tamaño durante las distintas estaciones del año, ya que de lo contrario no se podría practicar las técnicas de micropigmentación en dicha zona.

 

 

La micropigmentación en casos de vitíligo no erradica la enfermedad, pero puede ayudar a aquellos que la padecen ya que se consigue disminuir y disimular el contraste de color que existe entre la zona despigmentada y el tono normal de la piel, dando unos resultados visualmente satisfactorios.

 

Recubrimiento capilar:

Es una técnica innovadora con resultados impresionantes para los hombres que desean un aspecto poblado en su cuero cabelludo. La micropigmentación que se realiza consiste en emular el crecimiento inicial del pelo, para lo cual se utiliza una técnica muy concreta, con una maquinaria igualmente específica y con pigmentos innovadores para estos tipos de tratamientos.

 

La micropigmentación capilar no es dolorosa pero sí incomoda, aunque es algo soportable por cualquier persona, incluso los más sensibles. Los pigmentos se introducen bajo la piel con micro agujas impulsadas mecánicamente, lo que evita en gran medida las molestias por manipulación manual.
En las personas que son más aprensivas o soportan menos el dolor se puede utilizar alguna anestesia local en gel para adormecer ligeramente la piel del cuero cabelludo.
 

hero

Micropigmentación Capilar y Aréola Mamaria

Aprende esta técnica paramédica y de reconstrucción aquí

Ver Curso